¿Cuándo es el momento de buscar financiación para tu proyecto?

Esta pregunta es sumamente importante y también es cierto que es variable de acuerdo a cada proyecto, es decir, no existe una medida estándar para todos, sino más bien algo que cada proyecto o empresa particular debe evaluar y determinar. No existe algo escrito que diga que cada empresa a los seis meses de haber sido creada deba buscar financiación, ya que la madurez y crecimiento de cada empresa está condicionada por otros factores, como la influencia de la competencia, su situación actual en el mercado, qué tipo de mercado, el balance de cuentas que maneje, entre muchos otros.

 

Para determinar cuándo es el momento indicado para conseguir financiación para tu proyecto emprendedor, es necesario que primero evalúes en qué situación se encuentra tu empresa o proyecto y cuáles son tus objetivos futuros. Hablemos de algunas situaciones hipotéticas en las que alguna empresa podría necesitar financiación.

 

Planes de inversión

En esta situación la empresa quizás se encuentre en un período de crecimiento, lo cual les ha llevado a mantener sus cuentas equilibradas. Este representa un momento apropiado para solicitar una financiación y hacer una nueva inversión a fin de promover aún más el crecimiento de la empresa con otras líneas de negocio o un mercado diferente. Para ello a la empresa quizás le convenga solicitar un préstamo de tipo amortizable, ya que esta opción no añade CIRBE, manteniendo equilibradas otras operaciones y aumentando la suma total de inversión.

 

Plazos en los pagos

El retraso en los pagos de una empresa puede hacer que su liquidez no se eleve de la misma manera como prosperan sus actividades y su estrategia de negocio. En algunos países, como España, el promedio de pagos entre una empresa y otra puede ascender hasta 80 días, lo cual deja sin suficiente fondo a algunas empresas. Bajo esta circunstancia es muy apropiado solicitar una financiación que permita equilibrar la situación. Quizás la opción más viable sea un factoring, ya que permite cobrar el dinero adeudado a esta entidad mientras sus clientes le pagan.

 

Financiación en fases iniciales

Esta situación consiste en un emprendedor que necesita financiación a fin de iniciar su proyecto o startup, por lo que puede recurrir a mecanismo opcionales como los business angels o los crowfunding, fuentes que están de moda y son de fácil acceso para obtener financiación. Por supuesto, primero el emprendedor debe presentar su proyecto a estos prestamistas con el fin de entusiasmarlos o llenarlos de disposición y seguridad para que puedan realizar la inversión y tomar parte en el proyecto.

 

Acceso a concursos públicos

En este caso otras corporaciones tienen en mente firmar contratos públicos, por lo que es muy apropiado que la empresa busque una financiación, ya que las licitaciones establecen varias barreras de entrada de tipo avales o garantías. En este tipo particular de situaciones es buena que la empresa se dirija a entidades de financiación que le permitan obtener avales técnicos, tanto avales provisionales como de ejecución.