7 formas de financiar tu proyecto emprendedor

En la actualidad existen una gran cantidad de emprendedores que han decidido iniciar su propio negocio resueltos a que nada los detenga, por eso se le ha estado tanto auge a esta palabra. Sin embargo, surge siempre la duda de cómo financiar una idea o proyecto que ya está formada y lista para ser ejecutada. En este artículo hablaremos de distintas formas de lograr financiar tu propio proyecto emprendedor.

 

Por supuesto, cabe mencionar que cada proyecto o idea de startup es distinta una de la otra, y por eso cada una tiene necesidades distintas, las cuales se deben determinar a fin de elegir la mejor opción de financiamiento, además de establecer los aspectos importantes anclados a una financiación, sobre todo en lo relacionado con el coste financiero y los riesgos de fracaso. Algunas de las formas de financiación de un proyecto emprendedor son:

 

  • Financiación bancaria: Esta resulta ser una de las opciones más difíciles para un emprendedor, ya que no cualquier proyecto será apoyado por una institución bancaria. Debe ser un proyecto sólido, realista y bien trabajado, además de bien explicados. Aunque es cierto que los bancos solicitan muchos detalles, pueden aprobar montos más pequeños.
  • Subvención pública: Esta opción se trata de beneficios que ofrece el Estado para aquellos que tienen un negocio propio en estado inicial. Existen distintos regímenes tributarios que aplican en estos casos, pero aunque no se trate de liquidez concreta, puede llegar a favorecer el proyecto con alguna ley del país.
  • Familiares y amigos: Esta es una de las opciones que quizás se considere más fácil y clásica, ya que familiares y amigos son los que generalmente pueden creer más fácilmente en nuestro proyecto porque nos conocen. Por supuesto, el emprendedor debe asegurarse de garantizar retorno a ese préstamo.
  • Business angels: Esta opción tiene que ver con solicitar un préstamo a inversores privados que se dedican a aportar un capital inicial para algún proyecto, con experiencia y contactos de mercado que pueden resultar sumamente útiles. Estos llamados business angels actúan más como mentores y empresarios que como inversionistas como tal.
  • Capital riesgo: Esta opción se basa en entidades que se dedican a tomar parte en el capital de la empresa o startup sin cotizaciones en el primer mercado relacionado con la bolsa. Esta puede ser una buena opción profesional, aparte de la banca.
  • Préstamo participativo: Este tipo de financiación tiene que ver con que el prestamista toma parte en el proyecto, como una especie de apuesta, beneficiando al prestamista con un porcentaje fijo del valor de la empresa. La participación de la entidad financiera en el proyecto permite establecer una especie de sociedad, donde gana si al emprendedor le va bien.
  • Crowfunding: Esta opción consiste en que el emprendedor solicita el financiamiento para su proyecto o empresa a una colectividad, es decir, a toda persona que quiera apoyar dicho proyecto, lo que lo convierte en una especie de democratización para la financiación empresarial. Esto se hace normalmente por internet.